Zinda es una empresa familiar de Elche (España) que tiene sus orígenes en la década de los 60, cuando D. Manuel Martínez Linares se incorpora a la fábrica de zapatos del abuelo, una pequeña fábrica que destinaba su colección de zapatos de mujer al mercado nacional. Aquel mercado dominado por la austeridad y la monocromía de los grises y negros estaba ansioso de cambios y así también lo vivió esta pequeña empresa, con un cambio radical en su orientación, mirando ahora hacia la nueva sociedad que nacía en España y hacia una mujer que empezaba a sentirse una pieza importante de ella y que comenzaba a descubrir el culto a la belleza y la moda como su instrumento.

Durante los siguientes años 70 y 80 la empresa va creciendo poco a poco, introduciendo mejoras importantes en los procesos de fabricación, nueva maquinaria, nuevas tecnologías y por supuesto nuevos y modernos materiales. Siempre continuando con la misma premisa de calidad.

La marca Zinda nace en 1992 como un proyecto orientado al mercado internacional, pero sobre todo como un proyecto de creación y expansión de marca. Avalados por la sólida experiencia familiar en la fabricación de un zapato de calidad, se realiza una colección enfocada al mercado europeo, dirigida hacia una mujer totalmente integrada en el mundo laboral, vital, una mujer que está al tanto de las últimas tendencias de moda, y que no quiere dejar de sentirse atractiva.

Así Zinda dejó de ser un proyecto y durante los siguientes años se fue consolidando poco a poco en el mercado internacional, asomando fuera de las fronteras europeas, y comenzado su expansión por países como Japón, Israel, Turquía, Australia, Rusia, etc., siempre distribuyendo directamente el producto hasta el comercio final.

 

Zinda's World